Musica Electronica
Contactar

CD. Drome en Barcelona echa el cierre

| Más
Enviado el Jueves 12 de Enero de 2012 por Doro - Ver Comentarios

Hace unas pocas semanas nos enterábamos que la mítica tienda de discos CD. Drome ubicada en la calle Valldonzella de Barcelona echaba el cierre.

Las razones no son otras que una terrible combinación de crisis global y crisis de la música. Aquí os traemos esta excelente reflexión de Esteban Linés en La Vanguardia.

 

El cierre de la tienda de discos CD. Drome llena de alarma al sector minorista musical

Los nuevos hábitos musicales fuerzan la decisión de los propietarios | Algunas tiendas tratan de revitalizarse con conciertos y sesiones de dj's para atraer al curioso

Capítulo uno: en su último estudio sobre el mercado musical, la empresa especializada Nielsen SoundScan certificaba que la venta de álbumes (tanto físicos como digitales) en Estados Unidos había aumentado el año recién acabado un uno por ciento en relación con el ejercicio anterior. Algo que no ocurría desde el 2004. Pero paralelamente, otras cifras apuntan a que en el mercado británico la caída de las ventas globales de álbumes ha sido del 5,6 por ciento. En fin, la patronal de las principales discográficas españolas, Promusicae, anunciaba el pasado mes de julio que el descenso de las ventas en el mercado físico español en la primera mitad del 2011 había sido de más del treinta por ciento en comparación con el mismo periodo del 2010.

Capítulo dos: una de las tiendas de discos más emblemáticas y en la onda de Barcelona, CD. Drome, anunciaba hace unos días el inminente cese de actividades. Una sucinta nota enFacebook decía: "Se acabó. Lamentamos anunciaros que CD. Drome cerrará definitivamente sus puertas durante este mes de enero (...). Aprovechamos esta nota para agradecer a clientes, amigos y colaboradores el apoyo que tan cercano hemos sentido estos veinte años". Oriol Valls, uno de los socios y propietarios del comercio de la calle Valldonzella junto a Jordi Raich, explica que han sido razones económicas las que les han empujado a tomar una decisión "sobre una situación que comenzó a agravarse en el 2008. La crisis o la gratuidad de la música han hecho que la gente ya no compre discos como antes". CD. Drome tiene prácticamente veinte años de existencia, que son los mismos que tenían Oriol y Jordi cuando decidieron materializar su sueño en un local de la cercana calle Tallers. "La idea desde el primer día fue que íbamos a ser una tienda que vendiera discos de calidad; no íbamos a vender otro tipo cosas. Y en eso hemos sido inflexibles".

El caso de CD. Drome es una señal que ha despertado más inquietud en un sector no sólo en transformación sino en crisis profunda. De hecho las tiendas vendedoras de discos comenzaron a ver nubarrones en su futuro cuando los avances tecnológicos facilitaron progresivamente el acceso a las productos musicales. No sólo era que se pudiesen adquirir y consumir domésticamente sino que, además, se podía hacer gratuitamente. Los tiendas de discos más asentadas en Barcelona fueron aguantando el chaparrón con suerte desigual, y mientras algunas desaparecían y otras lo han ido haciendo a trompicones y dejando retazos en el camino (Discos Castelló), otras encaran el futuro inmediato afinando la oferta y aguzando el ingenio.

Es el caso de un veterano en el sector, Discos Surco, que cumplirá 38 años de existencia en unos meses, siempre en la Travessera de Gràcia. El factótum, dueño y alma indesmayable del asunto es Carlos García, aficionado entusiasta de largo recorrido, que ha vivido todos estos años volcado en una oferta seleccionada de música y películas y libros de cine.

Comenta esperanzado que el negocio de su tienda se ha revitalizado con la buena oferta indie local y que en "los últimos seis meses ha aumentado de forma inesperada la demanda de discos de vinilo, que en estos momentos supone el cincuenta por ciento de nuestra facturación musical". Una tendencia precipitada por "el gran aficionado y el coleccionista que quiere el objeto y no solo oírlo", y que ha provocado que "por ejemplo esta mañana viniera un joven de 16 años preguntándome dónde podía comprar un tocadiscos". Para acercar la tienda al aficionado y/ o al curioso, "para que sepan que en Gràcia hay otros comercios aparte de buenos bares", el espacio se ha convertido, de momento, en el escenario de dos conciertos acústicos, gratuitos para todas las partes, ofrecidos por Miss Carrousel y Nacho Umbert. Una costumbre que se repetirá mensualmente, asegura García.

En la misma línea de ofrecer ganchos para fidelizar al comprador se sitúa Discos Paradiso, con apenas dos años de vida en la calle Ferlandina pero ya convertido en una referencia musical del Raval. Cuenta Gerard López, socio y propietario del asunto, que "nosotros abrimos cuando la crisis ya estaba instalada, así que esto nos da para vivir, pero eso depende siempre de lo que uno necesite para vivir; pero esto no es una ruina, ni mucho menos". Especializados, también, en vinilo y estilísticas electrónicas (tecno, electro, house), desde hace unas semanas programan unas sesiones gratuitas de conocidos dj´s como John Talabot, ÁngelMolina o Disboot, para que el "aficionado sepa que existimos y que este es un sitio de encuentro además de tienda donde comprar discos".

"En este país la música se consume gratis"
Oriol Valls, a la hora de profundizar en las causas que han motivado el cierre de CD. Drome, sostiene que "lo más importante es que actualmente en este país el consumo de la música es gratuito. No entro en ese aspecto final, sino que lo que lamentamos es que no ha existido un discurso sobre el hecho de que la cultura no se crea de la nada. Aquí no ha existido una concienciación sobre la necesidad de que se creen productos culturales y eso tiene un precio ".

A lo largo de los dos decenios de vida de la tienda, "más que modas o gustos, lo que hemos visto ha sido el cambio radical en el modo de consumir música", sentencia Valls (que junto a su socio ha creado una consultoría musical para asesorar empresas). A pesar de su propia experiencia, asegura convencido: "No creo que las tiendas de discos vayan a desaparecer. Existe espacio en el mercado para este tipo de comercios, que deberían especializarse aún más de lo que hicimos nosotros. Aunque, sinceramente, yo ahora mismo no le recomendaría a nadie que abriera una tienda de ese tipo".

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario
Sin comentarios

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos