Musica Electronica
Contactar

Cronica: Monegros, la magia del desierto

| Más
Enviado el Sábado 28 de Julio de 2012 por Doro - Ver Comentarios

Este año ya sabíamos a lo que nos ateníamos, por eso mismo vinimos preparados: jersey, bufanda y una buena chaqueta para soportar el frío del deserto de Monegros. Lo anuncian en su Facebook y en todas partes. Y sí, podemos confirmar que esta edición de Monegros ha sido la mejor desde su creación. Musicalmente hablando, ha habido para todos los gustos, colores y formas. Y todos, todos los que allí estaban, tenían sus gustos bien satisfechos.

Pero nosotros tenemos una peculiar manera de medir el éxito de un evento, y es con esos momento mágicos que, tras 16 horas de baile y unas cuantas copas de más, te sigues acordando al día siguiente como si estuvieses allí mismo. 

A las 19:30h empezábamos a almacenar energías con unos plátanos y unas bebidas refrescantes en el parking de Monegros. Quién diría que el auténtico festival está allí al frente, debajo de esas carpas, cuando en el parking, entre coches, tiendas de campaña y furgonetas, hay unas auténticas fiestas montadas.

De camino a la entrada ya oíamos los primeros ritmos de un Ben Sims que animó a los más “madrugadores” del festival.

Primera parada: Adam Beyer, una genial banda sonora para presenciar un atardecer suave. Nos encandiló en elOpen Air Gobierno de Aragón con dos de sus temazos “Follow Your Eyes” y “Dactyl”. A paso firme cruzamos el festival para asistir al live de Booka Shade. Los alemanes se lo pasaron bomba dándole a sus instrumentos a ritmo del mítico “Body Language”, aunque, como el sol ya había caído, necesitábamos algo más para el cuerpo. Por eso, a las 23:00 en punto, volvimos al escenario Open Air para ver un grupo que ya pertenece a la historia de las raves mundiales: The Prodigy. Con algo de reticencia, nos dejamos llevar por unos ritmos duros que nos sacudieron y, sí, lo reconocemos, nos dejaron con la boca abierta. Así fue cuando tocaron, a pleno pulmón, “Breathe” u “Omen”. Pero uno de esos momentos mágicos, que recuerdas días después, fue cuando, a oscuras, Keith Flint sacudió su cuerpo para entonar uno de los grandes temas de The Prodigy: “Firestarter”.

Unas paradas para recuperarnos de la experiencia, y un paseíto al escenario de ElRow, nos plantamos ante unJoris Voorn entregadísimo que realizó una excelente sesión de techno duro con una clara influencia de sus compatriotas holandeses. Pero teníamos el tiempo justo para correr de nuevo al Open Air para dejarnos llevar por otro grupo que sorprende allá donde vaya: The Bloody Beetroots. Hacia arriba, abajo, derecha e izquierda. Eso es lo que hicieron estos italianos con su dance-punk súper cañero. “Rocksteady” y su mítico “Time Warp” dejaron a todos los asistentes clavados en la arena, como cactus.

Con retraso por haber perdido el vuelo, 2Manydjs aparecieron en el escenario con una sonrisa y dispuestos a hacer lo que mejor se les da: pasárselo bien. O hacer que los demás se lo pasen bien. Gran momento la explosión de confeti y su mítico “Kids” de MGMT, sin duda clavaron a la perfección ese ambiente tan “row” que caracteriza su música.

De vuelta al escenario Open Air, decidimos plantar nuestro campamento base ya que, desde las 3:45 hasta las 11 de la mañana, teníamos un espectáculo tras el otro.

Paul Kalkbrenner no decepciona. Nunca. Y es la mejor melodía para preparar el cuerpo para una noche larga, aunque no demasiado fría. Repasó todos sus éxitos y lo vimos entregado al público que aumentaba a cada beat. Nos quedaríamos con toda su sesión, perfecta, redonda, elegante. Pero hubieron dos momentos mágicos que recordaremos hasta el año que viene, por lo menos. Su épico “Sky and Sand” que parecía hasta una nana electrónica. Y una gran sorpresa para todos los que allí estábamos. Un mix propio que pocas veces ha utilizado en sus actuaciones en España y que… ¡ya era hora!. El gran tema de Michel Cleis “La Mezcla”. Sin duda todo un acierto que se convirtió en uno de esos momentos mágicos.

Tras reponer fuerzas, y a la espera del siguiente artistazo, nos amenizó la noche una excelente puesta en escena de La Fura dels Baus. Sin duda un tremendo acierto ya que parecía que estuviésemos en un auténtico cuento de hadas rodeados de mantis religiosas enormes, hormigas, toros y una señora altísima que se marcó unos bailes bien moviditos. Aunque nos quedamos con esa enorme red de hombres vestidos de blanco que, a unos cuantos metros del suelo, se atrevieron a mover el cuerpo a ritmo de electrónica.

El cielo pasó de negro a azul, y a lo lejos vimos esos mechones rosas flotando en el aire. Con una sonrisa siempre puesta, y esa energía que lo caracteriza, Luciano se lo pasó bomba repasando grandes éxitos con su peculiar estilo. Esa firma única que tiene el chileno y que está revolucionando la actual concepción del house y la electrónica. Algunos lo llaman “microhouse” otros “organichouse”. Pero muchos ya saben que es, simplemente, Luciano. Ritmos divertidos, serios, muy sentidos y con esa clara influencia de su tierra natal.Luciano gustó a todos: franceses, alemanes, italianos, chinos… todos los allí presentes desbordaban felicidad, y eso es algo tremendamente valioso en los días que corren. Nos quedamos con muchos momentos, pero recordaremos ese maravilloso tema de Guy J “Lamur” (AM Mix) que nos dejó como flotando en el desierto que ya empezaba a calentarse con los primeros bostezos del sol.

Y una de las sorpresas de este Monegros 2012 nos la llevamos con el mítico e impertérrito Marco Carola. Acostumbrado a un techno duro y acompasado, nos deleitó con unos ritmos alegres y tremendamente divertidos. Suponemos que, tras el legado de Luciano, qué mejor para meterse al público en el bolsillo que un poco de samba y tambores.

El sol casi en lo alto. Fuera bufanda. Fuera jersey. “¡Una Coca-Cola!”. Y a bailar con Loco Dice. El alemán, nacido en Túnez, estaba encima del escenario con cara de incredulidad. Sus ojos brillaban, casi ni se podía creer la cantidad de gente que allí estaba. Con todo el sol en la cara, Loco Dice se dispuso a darlo todo, y no defraudó. Con este genial sabor de boca y la buena energía en el cuerpo, nos plantamos sobre las 11:30 de la mañana. Sol de justicia y marabuntas de personas, y muchos muertos vivientes, arrastraban los pies hacia elOpen Air para presenciar uno de los cierres más esperados de Monegros 2012Richie Hawtin.

Aunque no estuvimos hasta el final de su sesión, podemos decir que empezó con suavidad, tanta, que muchos nos preguntamos si ya estaba pinchando, o si era un doble sobre el escenario. A los pocos minutos revivió y sorprendió con una sesión un poco demasiado minimal para esas horas. Sí, es cierto, así es Richie Hawtin, pero esperábamos del canadiense más caña. Por eso, al no haber visto el final, preguntamos y nos llevamos ciertas sorpresas al constatar que muchos asistentes coincidieron en que el cierre de Richie Hawtin fue muy flojo.

A pesar de esto, seguimos diciendo que Monegros Desert Festival es la mayor rave de Europa, y uno de los mejores festivales de España. ¡Hasta el año que viene, desierto!

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario
Sin comentarios

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos