Musica Electronica
Contactar

Cronica Sónar de Noche (Sábado)

| Más
Enviado el Jueves 21 de Junio de 2012 por Doro - Ver Comentarios

Ya ha salido en todas las webs y hasta en diarios generalistas: el Sónar ha batido todos sus récords con 98.000 personas en sus 3 días de edición. 

Lo que más nos sorprendió, el sábado a las 23h cuando llegamos al recinto de Fira Gran Via, fue el cartel de "Entradas Agotadas". Allí supimos que lo que iba a pasar esa noche, y parte de madrugada, iban a ser olas y olas de gente disfrutando de una selección artística de primera. Ha habido de todos los gustos, de todos los estilos y de todas partes del mundo, y, aún así, se nos hizo la noche extremadamente corta.

Programa en mano, marcada por subrayadores, notas y otros detalles de horarios y paradas para repostar, la noche del sábado en el Sónar iba a ser frenética porque muchos artistas se solapaban los unos con los otros. Y todo esto bien organizado sin tener en cuenta que algún escenario se atrasase. Pero así es el Sónar, caprichoso, por eso, mejor venir de casa con un esquema en la mente y dejarse llevar por la música.

Llegamos justo para escuchar el mítico "Blue Monday" de New Order. Un poco de meneo de caderas a lo noventas, y ya estábamos listos para entrar en calor con Metronomy. El SonarLab estaba lleno hasta los topes. A lo lejos vimos al grupo divirtiéndose y, nosotros, hicimos lo mismo. Un poco de indie eléctrico y mucho instrumento fueron la combinación perfecta para dejarnos llevar por su mítico "The Look". Los primeros acordes del órgano sonaron a lo lejos mientras el aire nos refrescaba y recordaba que teníamos que movernos rápido o nos perderíamos a Die Antwoord.

Cerca de la barra, y dispuestos a dejarnos llevar por lo que viniese, Die Antwoord no decepcionó ni un segundo. Desde principio a fin, los sudafricanos reafirmaron, una vez más, que pueden con un festival de música electrónica alternativa, y con muchísimo más. "Baby's on Fire" o "Enter the Ninja" enloquecieron a un público que crecía a cada ritmo. Una excelente combinación de electrónica dura, dubstep y hip-hop macarra que nos hizo sentirnos como si estuviésemos enmedio de un bosque, casi a oscuras, y dándolo todo en una macro-rave. Die Antwoord, "la respuesta" en africaans, se acabó de meter en sus bolsillos naranjas a todo el público con su gran éxito "I Fink u Freeky". Incluso hubo un momento que creímos que las primeras filas pertenecían a la tribu de los masai, dada la altura de sus saltos.

A las 2:15 en punto sufrimos un cambio radical. Aún con la energía de los sudafricanos en el cuerpo, nos plantamos delante de Azari & III sin saber muy bien dónde estábamos. Pero unos minutos después de reponer líquidos, nos dimos cuenta de que allí había toda una fiesta disco-groove montada. "Reckless with Your Love" y "Hungry For The Power" nos hicieron sentir a las mil maravillas y todo el púbiico se lo pasó en grande como si de una carroza de un desfile gay se tratase.

De vuelta al SonarClub e instalándonos en una buena posición, nos rodeamos de sonrisas. ¿Por qué? Ahí estaba ese jovencísimo Madeon entregándonos su don. Como un buen chute de oxitocina, el francés nos dejó claro que es la nueva promesa del electropop galo y no lo dudamos, ya que se nota a la perfección quiénes fueron sus mentores. Nada más y nada menos que los propios Daft Punk. Y tras brincar y disfrutar de una sesión divertidísima, llegó la hora de Joel Zimmerman. Ese ratón que está consiguiendo desbancar a Mickey Mouse de nuestro imaginario. 

Empezó con fuerza y decisión, aunque nos pareció algo más de lo mismo. Mucha, mucha gente se acercó a conocerlo y, en vistas a la energía en la que bailaba el público, convenció a los asistentes. "Raise Your Weapon" no defraudó y sí, nos gustó, aunque hubo un pequeño corte musical al introducir su excelente remix de "I Remember". El tema sonó genial y sin duda fue uno de los grandes momentos de su actuación, pero esperábamos de Deadmau5 más caña. Aunque eso debía ser porque ya eran casi las 4:30 de la madrugada y tocaba correr hacia la otra punta del recinto para escuchar una sesión recomendada, personalmente, por Oscar Aguilera, residente de ElRow.

Y sí, Laurent Garnier y su show L.B.S. nos gustó, y mucho. Perfecta conjunción de techno para ver el cielo tornarse de otro color y gozar de un artistazo como este francés. 

Pero, a petición popular, decidimos cerrar la última noche de un Sónar histórico, con Luciano. Lo primero que nos sorprendió fue el poco público que había frente a un SonarPub a rebosar. Nos preguntamos porqué no colocaron a Garnier en el escenario principal, seguramente hubiese sido un acierto. Aunque creemos que eso se debió a que mucha gente ya lo había visto pinchar en la Estación de Francia esa misma tarde. Dicho lo dicho Luciano nos encandiló con un clásico de sus sesiones: "Wonderful Life" de Black. Este nostálgico tema de 1985 es, sin duda, casi un himno que el chileno lo ha hecho ya muy suyo.

Y con unas pocas notas de la sesión de Julio Bashmore, muy bien escogidas, sin duda, nos despedimos mientras el sol nos deseaba buenas noches.

 

 

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario
Sin comentarios

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos