Musica Electronica
Contactar

Eivissa, una referencia de peso en el centenario de la figura del Dj

| Más
Enviado el Jueves 31 de Mayo de 2007 por - Ver Comentarios
JULIO HERRANZ Con el título de una exitosa canción disco de los 80, Last night a Dj saved my life, Frank Broughton y Billy Brewster se centran en el segundo volumen de su Historia del dj a desarrollar e informar de todo lo relativo a los pinchas durante las tres últimas décadas; dentro de un trabajo con el que buscan celebrar «el centenario de la figura del Dj». Como suena: «El arte de pinchar discos y fomentar el movimiento en la pista cumple cien años». Si les suena exagerado, en el volumen primero se explican cronológicamente los pasos de tan singular (y en los últimos tiempos) rentable oficio. Leído desde Eivissa, lo más interesante del segundo volumen de Anoche un Dj salvó mi vida es que dedica un capítulo aSonido balear, que más bien debería llamarse ibicenco, ya que fue esta isla (y sigue siendo) un punto de referencia en la evolución de la música disco en todo el mundo. Y así lo atestiguan los renombrados Djs entrevistados (César de Melero, Pippi, Alfredo 'Fiorito'...) algunos empresarios de discotecas e incluso hoteleros como Tony Pikes. Dentro del capítulo 'Balear' hay un apartado dedicado al fenómeno del Café del Mar, creado por José Padilla, «el padrino del chill-out», como le llaman en el volumen. «Padilla se inspiró en la tolerancia que profesan las pistas de baile ibicencas por la música rara, en particular, en la noche que escuchó 'Music For a Found Harmonium' de Penguin Café Orchestra en una discoteca. Esta canción casi sin ritmo suena más como una chirimía asmática que como un tema de baile. 'Paco, Un Dj de Valencia, la puso. Eran los comienzos del éxtasis, y fue la primera vez que, con aquella canción, vi a la gente bailando al estilo acid house. Pensé, ¿qué es esto?», explica Padilla, de quien se aportan datos singulares: «Su primera aventura en los bares, con el Museo en Cala Vedella, terminó de manera trágica cuando su socio se suicidó. Padilla, abatido y abusando del alcohol, dejó de pinchar regularmente y comenzó a vender cintas en el mercado hippie. Pronto estaba haciendo un negocio tremendo con sus propias sesiones y con las mezclas que compraba de los Djs más importantes de la isla. Esto le condujo al Café del Mar, famoso por las vistas de sus puestas de sol. Pronto, el sello londinense React comenzó a editar sus recopilaciones en cd. El primer volumen vendió la modesta cifra de 8.000 copias, y para el quinto, las cifras superaban el medio millón». Una obra que resulta informativamente útil para comprender en toda su dimensión un fenómeno a menudo incomprendido, si no directamente atacado por algunos músicos, críticos con el protagonismo excesivo de los pincha. El volumen 2 de esta Historia del Dj incluye más historias y anécdotas sobre la música de baile, a la vez que continúa la cronología de todos los estilos iniciada en el volumen 1. Ahora se agregan el house, el techno, el 'sonido balear', el acid house y los géneros que comparten el sonido del grave británico (hardcore, drum 'n' bass, UK garage o el grime), hasta el movimiento rave, la cultura de clubs, el superestrellato del Dj actual, a la vez que se esbozan las tendencias que marcarán su futuro. Los autores siguen con el mismo estilo, entre reportaje periodístico y análisis sociológico, que caracteriza al primer volumen. «Una obra ambiciosa y esencial, no sólo para quienes buscan viajar por los sonidos y referentes musicales de las últimas décadas, sino también para quienes intentan comprender la música y la juventud en clave cultural», se apunta en la contraportada de este trabajo de Frank Broughton y Bill Brewster, autores de otro ensayo de éxito, Manual del Dj. Una labor que, por supuesto, ha merecido los mayores elogios de los profesionales de este 'centenario' oficio.
Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario
Sin comentarios

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos