Musica Electronica
Contactar

En las discotecas se liga mejor

| Más
Enviado el Jueves 16 de Julio de 2009 por Doro - Ver Comentarios
Hombres y mujeres ligan por igual en la noche

“Mi amigo quiere bailar con tu amiga”, ¿a quién no le han dicho o ha dicho esta frase? El ligoteo en países mediterráneos tiene su fama por ser directo, pasional, ocurrente y, raras veces, bastante ingenioso. Según un estudio publicado en el diario gratuito Qué!, el 65% del ligoteo se realiza en bares y discotecas. Algo normal. Aunque los hábitos están cambiando y tienden hacia las relaciones virtuales.


En Estados Unidos proliferan con gran rapidez las webs de contactos. Conocidos son Meetic.com, Match.com y otros portales del amor parecidos. Pero tal es la especialización y sobretodo, la demanda, que existen webs dirigidas y focalizadas a personas muy específicas. Así, por ejemplo, Match.com tiene sus variantes para judíos neoyorkinos, vegetarios y veganos, y fans de la cultura asiática.
En España todavía nos queda demasiado para recurrir a lo virtual. Aquí seguimos apostando por lo tradicional. Por la barra de bar, por los grupos de amigos, por las miradas, el coqueteo y las proposiciones (indecentes).


Según el diccionario, las dos primeras acepciones de la palabra “seducir” son “engañar con arte y maña; atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él una relación sexual”. Es decir, que todos mentimos cuando ligamos. Ya que es cuestión de oferta y demanda. Las mujeres, que según los expertos son más selectivas a la hora de escoger sus parejas sexuales, tienen el poder de decisión. En los bares, pubs, discotecas y páginas de Internet, ellos prueban y prueban lanzando la caña e incluso la red de arrastre, para ver qué cae. Por eso son los que suelen dar el primer paso y lo aderezan con alguna que otra coletilla de manual barato para el ligue.

Aunque un estudio observacional en bares de solteros demostró que los hombres rara vez se acercan a una mujer sin que esta les haya enviado una señal para que puedan proceder. Una mirada de reojo, un movimiento de pelo, sonreír tímidamente, asentir… científicamente ese inocente coqueteo se conocer como “conductas de solicitación”. Y según ellas se ha descubierto que las mujeres menos atractivas pero con un abanico más amplio de gestos, tenían más posibilidades de ser abordadas por los hombres.

 


Lo que es evidente es que la tendencia en flirteo es casi equitativa. El poder dentro del ligoteo parece que empieza a equilibrarse. Y si seguimos así, generaciones venideras desconocerán por completo quién era Don Juan o La Celestina.

 

 

Fuentes: Sexologie.com y Cibersociedad.net

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario
Sin comentarios

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos