Musica Electronica
Contactar

Monegros 2011: el festival del desierto

| Más
Enviado el Lunes 01 de Agosto de 2011 por Doro - Ver Comentarios

 Vivir el día y la noche en un desierto requiere de cierta preparación. No hay más que fijarse en el modo de vida de los Bereberes. Pero para los que vivimos en la ciudad, rodeados de asfalto y con facilidad para conseguir un vaso de agua, pasar 20 horas en el desierto supone casi un reto.

Monegros Desert Festival 2011 es eso mismo, un festival en el desierto, con lo que se tiene que lidiar con dos grandes conceptos: por una parte el clima, caluroso durante el día y frío durante la noche; y por la otra el festival.

Un buen arsenal de botellas de agua, refrescos y alimentos energéticos, como los plátanos, son, quizás, las claves para preparar el cuerpo para Monegros Desert Festival 2011.

Nuestra aventura empezó a las 18:30 de la tarde del sábado 23 de julio. Por delante teníamos muchas horas de baile, de grandes actuaciones y de vida en el desierto. Lo primero que hicimos fue aprovisionarnos de monegrinos, la moneda del desierto. Un monegrino equivale a un euro, así que los precios para las bebidas nos parecieron de lo más aceptable: una Coca-Cola 3 monegrinos, o una agua 2 monegrinos. Lo siguiente era disfrutar de la puesta de sol con una banda sonora perfecta: Frivolous en el Open Air Gobierno de Aragón llevaba una hora caldeando el ambiente con sus aparatejos: el DJ, recién llegado a Cadenza y el ojito derecho de Luciano, es conocido por haber acuñado un nuevo concepto: DIY Electronic Music. Es decir, la música electrónica hecha por uno mismo. Frivolous suele utilizar todo tipo de instrumentos para dotar a sus sets de originalidad: un teléfono antiguo de color rojo o un piano de juguete al estilo Rodolfo Chikilicuatre.

A las 19:40, cinco minutos antes de lo previsto, Luciano hacía su entrada sobre el escenario ante un público que empezaba a crecer por minutos. Los primeros sonidos del chileno inundaron un trocito del desierto de los Monegros metiéndose, a todo el que se encontraba cerca, en el bolsillo. Luciano animó al público con sus particulares versiones de temas como “Enjoy de Silence” de Depeche Mode, “From Disco to Disco” de Whirlpool Productions o la excelente remezcla de BlackWonderful Life”. Uno de los momentos más mágicos de Monegros fue precisamente éste: el sol empezaba a desaparecer y todos los asistentes en el Open Air Gobierno de Aragón cantaron al unísono “No need to run, and hide, it's a wonderful, wonderful life... No need to hide and cry, it's a wonderful, wonderful life”. Luciano terminó haciendo una reverencia a su público y decidimos que, por primer vez, tendríamos que ver a Busta Rhymes. El cantante no defraudó con su particular visión de temas como “Don't Cha” de las Pussycat Dolls y nos convenció de que había sido una gran actuación, o eso nos comentaron unos expertos en hip-hop que teníamos cerca.

Se acercaban las 23:00 y volvimos a la zona VIP para descansar un poco. Dentro de ésta había una zona “Súper VIP” donde pudimos ver a Vitalic relajándose un poco antes de su actuación, programada para la 1 de la madrugada. Mientras hacíamos unas fotos desde las alturas escuchamos un poco de la controvertida sesión de David Guetta. A pesar de todo lo que se ha dicho en los meses anteriores, el DJ francés pudo aplegar una buena cantidad de gente que, según nuestro propio sondeo a pié de escenario, a mayoría eran franceses. No defraudó a sus incondicionales haciendo una reversión amonegrada de su hit “When Love Takes Over”, y sorprendió a muchos con un set muy poco Guetta que hacía hasta dudar de si era él realmente.

Este año Monegros inauguraba otra zona VIP ubicada delante del nuevo escenario de RowShow, una tarima en dos pisos donde únicamente habían taburetes y mesas, lo justo para disfrutar de unos Crookers muy contundentes. El frío empezaba a entrar en el desierto y llegó la hora de sacar las chaquetas y los jerseys. Pero lo que nadie nos había advertido es de que esta edición de Monegros iba a ser la más fría. La única solución para entrar en calor era moverse. Saltar. Pegar brincos. Mover los brazos. Y, aún así, el frío seguía muy presente. Hasta tal punto que a cualquiera se le caía el moquillo y, cuál era nuestra sorpresa que, al sonarnos, teníamos medio desierto dentro de nuestro orificios nasales. En ese momento entendimos porqué era algo casi necesario llevar mascarilla.

Debían ser casi las doce de la noche cuando Crookers revolucionaron el desierto con su tema “All the Girls Stading in the Line for the Bathroom”. Seguidamente, casi sin pausa, Paul Ritch empezaba con su tema “Carramba” y todos nos dimos cuenta de que nos quedaban casi 6 horas hasta que saliese el sol. Tras una hora escasa de actuación de Ritch, Marco Carola hizo su entrada triunfal entre gritos y aplausos. Su set brilló sobretodo por unos bajos precisos y muy acordes. Nuestras piernas pedían a gritos algo de descanso así que hicimos una breve parada técnica en la zona VIP: hidratación y descanso mientras escuchábamos a Vitalic en su pura esencia.

Siendo tan sólo las 2 de la madrugada decidimos darnos un paseo por la Carpa Eristoff. Pet Duo confirmaban, una vez más, que eran los reyes del shranz en directo. No sabemos si fue la combinación del ambiente y la fuerza de la música lo que nos hizo reposar otro ratito más ya que, echándole una ojeada al programa, teníamos que estar con las energías llenas para la actuación de Paul Kalkbrenner. Con puntualidad alemana, el DJ berlinés superó todas las expectativas en cuanto al público. El terreno del Open Air Gobierno de Aragón se llenó hasta los topes y casi se hacía difícil encontrar un sitio cerca del escenario. Pero no supuso ningún problema ya que el sonido en esta edición de Monegros era perfecta.

El techno-minimal elegante de Kalkbrenner brilló gracias a temas como “Gebrün Gebrün”, “Mood” o la exquisitez de “Plätscher”. Pero otro de los momentos mágicos de Monegros Desert Festival 2011 fue cuando sonaron las primeras notas de su propio himno: “Sky and Sand”. El público, al unísono, cantó el estribillo dejándose las cuerdas vocales: “and we build up castles in the sky and in the sand, design our own worls ain't nobody understand...” Sin duda Kalkbrenner es uno de los embajadores del auténtico amor a la electrónica.

Y ya marcaban las 4 de la madrugada, el frío seguía ahí, latente, y no quedó otra que dividirse. Según nuestra colaboradora Loco Dice realizó un set potente que, para los que venían de Kalkbrenner, supuso un punto y aparte muy brusco. Aún así su set convenció sobretodo cuando sonó la remezcla de “Diddy-Dirty Money”.

A la espera de los primero rayos de sol, el cielo empezó a clarear y le tocó el turno a Tiga. El DJ canadiense sacó su artillería pesada para que nadie se durmiese, pues se decantó por un set electro-house casi psicodélico. Lo bueno es que en la Carpa San Miguel Experience el calor era de agradecer y seguimos bailando hasta que salió el sol. Otro momento especial en el que muchos salieron de la carpa corriendo para recibir a Lorenzo con los brazos levantados y aplaudiéndole. Tras una noche fría, muy fría, nos merecíamos esa escena. Así que volvimos a reponer fuerzas y nos preparamos para el mejor after de España: el RowShow.

Steve Lawler sorprendió a muchos con una mezcla divertida y casi ligera dejando al público listo para un Paco Osuna brillante. El DJ barcelonés, con semblante serio, deleitó a los madrugadores que ya empezaban a quitarse capas y capas de ropa, y arena. El circo salió a escena repartiendo plumeros, corbatas, flotadores y toda una serie de objetos que dieron al desierto el color de las fiestas de ElRow.

A esas horas, las 10 de la mañana, y después de 17 horas de baile, todo se ve de otra manera. El cuerpo está cansado pero el espíritu sigue muy vivo. Así que nada mejor que una buena silla para seguir la fiesta.

¿Quién es este?” nos preguntaron, “¡Es Óscar Aguilera!” respondimos al unísono. Las primeras filas del escenario RowShow enloquecieron ante un Aguilera totalmente entregado. El DJ residente de La Terrrazza hizo lo que quiso con su público: lo zarandeó de un lado a otro y lo dejó exhausto y tremendamente satisfecho. Sin duda Aguilera se está convirtiendo en uno de los DJ nacionales con más precisión y excelencia técnica del panorama nacional.

Nuestras almas empezaban a desgastarse, y tras el broche de oro de la sesión de Aguilera, no nos quedó otra que escuchar a Marc Maya y el séquito de Row residentes desde los laterales, pausadamente.

El desierto volvía a rugir con fuerza y llegó la hora de caminar hacia el coche. Unos bocatas y un poco de Coca-Cola, caliente, sirvieron de atrezzo para escuchar, a lo lejos, la contundente sesión de Carl Cox que, para los que tenían el tanque lleno de energía, debió satisfacer todas sus expectativas. Y así nos despedimos de Monegros, y del desierto, y de todos los artistas y de todas las personas que conocimos. Y afirmamos que esta ha sido una de las grandes experiencias de nuestras vidas.

 

 

 

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario

Dj Skorls

Bueee ya pero ya viajo hasta hay Tube la suerte de ir a Ibiza asi que nome queda otra que conocer Monegros 2011 :)

Enviado: Lunes 01 de Agosto de 2011 19:34:21

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos