Musica Electronica
Contactar

Monegros, crónica de la 19ª edición

| Más
Enviado el Miércoles 31 de Julio de 2013 por Doro - Ver Comentarios

 

La 19ª edición de Monegros Desart Festival, celebrada el pasado 20 de julio de 2013, acogió un total de 38.000 asistentes. Este año la supervivencia en el desierto fue algo más cómoda ya que contábamos con 6.000 personas menos que el año pasado. Puede que una de las razones de este descenso se haya debido a un cartel confeccionado lentamente y con pocos nombres rompedores. A pesar de ello, el sábado por la tarde acudimos al desierto de los Monegros con la mochila cargada de ganas de pasarlo bien. Aunque nos llevamos nuestras sorpresas.

A las 9 de la noche nos plantábamos en el escenario principal, patrocinado este año por Burn. Tras unos plátanos - sí, hay que ir bien preparado para una noche de baile de más de 12 horas - encontramos un lugar bien posicionado cerca del escenario donde iba a actuar Justice. En los gigantescos altavoces sonaba una música que daba el comienzo del concierto y que nos resultaba familiar...

Tras una hora justa repasando los grandes éxitos de "†" y "Audio, Video, Disco", los franceses Gaspar Augé y Xavier de Rosnay nos regalaron unos temas algo surrealistas para este evento como son "Rasputin" de Bony M o "I want to break free" de Queen. Después de 60 minutos nos dimos cuenta que esa misma sesión ya la habíamos escuchado. Así es, en el Sónar de este mismo año.

Después nos dejamos entretener por uno de los mejores espectáculos que ha acogido el desierto. Los animales de La Fura dels Baus volvieron a fascinar con su inmenso dragón de fuego - o el "rey Monegro" según algunos asistentes -, los velociraptores brillantes, el cohete de Tintín y otros bichos maravillosamente integrados en un paraje que empezaba a convertirse en algo como dantesco. Los rayos descargaron su rabia a lo lejos y los primeros truenos auguraban una travesía pasada por agua.

Marcel Dettmann gozaba de buena salud a lo alto de ElRow Stage. Un paraje protagonizado por unas setas gigantescas que "protegían" a una multitud entregada por completo. Camisetas de jugadores de básket, gafas de sol de colores, pulseras flúor, shorts y mucha fiesta. Estábamos en territorio de ElRow y se notaba que la mayoría del público había venido para cruzar el desierto sólo sobre ese barco. 

Después de tomar un aperitivo del mejor techno del alemán, volvimos a cruzar el recinto para probar un poco de Public Enemy. Y no fallaron. El grupo de rap con más de 30 años de música a sus espaldas removió la San Miguel Tent hasta convertirla en un hervidero de panderos en movimiento y muy buen rollo. Repasaron exitazos de su dilatada carrera como "Brother Gonna Work It", "Fear of a Black Planet" o "911 is a Joke".

Una parada técnica para recuperar el aire nos llevó hasta la mejor sesión de la 19ª edición de Monegros. El chico turco crecido en Alemania, con mirada canalla y muy buen gusto musical, deleitó a un público que parecía dispuesto a darlo todo. Así es, Loco Dice se lo pasó bien con un techno potente y a la vez tremendamente fresco. Sin casi movernos del sitio - debajo de la primera seta a la izquierda - esperamos a que Marco Carola hiciese acto de presencia. Una vez pasada la lista de la clase, el italiano recién entrado en Minus, el sello de Richie Hawtin, repaso su último y excelente álbum "Play it Loud!". 

Pasadas la 1 de la mañana entramos en una encrucijada que ya la veníamos viendo desde hace unos meses: Vitalic y Richie Hawtin casi a la misma hora en escenarios diferentes. Pasamos de cerca por el padre de Enter y presenciamos un techno muy suyo, muy minimal, muy Minus. Lanzamos otra oreja en Vitalic y sí, llegamos a identificar los beats de "Stamina", uno de los grandes hits de su último álbum "Rave Age".

Entre un escenario, otro y las largas colas en los baños - aderezadas con unos olores casi insoportables - repusimos fuerzas y nos dirigimos a ver un clásico de Monegros, de ElRow y de la música electrónica de hoy en día: Luciano.

¡Qué decepción! Lamentamos mucho no poder disfrutar de un Luciano más chileno, más dicharachero, más… Luciano. Algunos asistentes dudaron incluso de su presencia y tuvimos que trepar por una de las setas para alcanzar a ver esa mano en el aire tan característica. Sí, era él pero no sonaba como esperábamos. Techno duro, oscuro, repetitivo, bajo. Monopolismo sonoro que se movía cíclicamente y que parecía como si hubiese un taller mecánico trabajando a todo rendimiento.

Aprovechamos la insólita situación para conocer a otros monegrinos y, una vez más, nos llevamos gratas sorpresas. El desierto une, y mucho, así que no puedes irte de Monegros sin tener nuevos amigos. Unas gotas de lluvia empezaron a caer, chaquetas, impermeables, y a seguir bailando. Tras una hora sin saber a quién estábamos bailando comprobamos que Luciano ya se había ido y que en su lugar estaba De La Swing. El madrileño removió ElRow aunque seguía planeando un techno poco colorido y muy profundo. El cielo respiró y nosotros empezamos a sudar. Nunca habíamos pasado una noche en el desierto más calurosa como la de esta edición. Abanico en mano nos plantamos a las casi 7 de la mañana. Toni Varga cogía el relevo pero nadie parecía darse cuenta.

Tras consultar el programa constatamos que estábamos bajo los efectos alucinógenos de las setas. Es decir, llevábamos unas horas escuchando una sesión que se definía como "psychedelic trip". Techno en bucle donde no se podía ni flipar en colorines. Los inmensos champiñones acogieron un amanecer que casi pasó desapercibido. 

Con la pesadez musical todavía en la cabeza, y la decepción en el cuerpo, retomamos energías y nos dispusimos a zapatillear en el escenario Burn. Ben Klock ejecutó una sesión dura pero que nos despertó de un letargo extraño. Con las pilas cargadas, pero esta vez sentados en el desierto, Adam Beyer y Joseph Capriati, hicieron mover a muchos esqueletos que se aguantaban en pié casi por inercia. 

Plantándonos en las 11:30 de la mañana y con más de 14 horas de baile encima, llegó la hora de recogerse. En la vuelta reflexionamos sobre los límites que hay entre las definiciones de "festival" y "rave". Unos confirman que Monegros es un festival puesto que acoge estilos de música muy diferentes, y otros defendían que no era más que la mayor rave de Europa pues sólo reinaba un mismo ritmo: el techno.

Sea como fuere, esperamos que el cartel del año que viene esté a la altura de un aniversario tan importante como es cumplir 20 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces patrocinados



Comentarios

Escribir comentario

Little Michael dj

Gran critica Doro. Mil besos!

Enviado: Jueves 01 de Agosto de 2013 00:00:58

Little Michael dj

Gran critica Doro. Mil besos!

Enviado: Jueves 01 de Agosto de 2013 00:00:59

Enviar Comentario

Está totalmente prohibido los comentarios racistas, homófobos, machistas ... en general aquellos que falten al respeto.
Conectar a mi cuenta
Nombre de usuario
Clave

Si aun no estás registrado pulsa aquí

Iconos